EL POMPERITO

16 mensajes
  • Esto me sucedió cuando era apenas una niña, de once o doce años. Yo vivía en la provincia de Chaco, al norte de mi país. Mi barrio, era un escenario perfecto para los relatos de terror: calles sin iluminación, zanjas, ranchos, y pasajes que se adentraban a las casas departamentales de los demás vecinos. Teníamos prohibido ir por áquel lugar, ya que se decía que vivía un loco, que había muchos chicos grandes, que era peligroso...
    Yo tenía una amiga que vivía en el otro extremo del pasillo. Para poder verla debía cruzar el pasaje. ... Ver más
    Un día, salimos temprano del colegio, y como aún había tiempo para el mediodía (hora en que debía volver a casa), ´mi amiga y yo decidimos ir a su hogar ya que sus padres trabajaban y su hermano estudiaba.
    Recuerdo que para llegar allí, no fuimos por el peligroso pasillo, sino que rodeamos el mismo y, aunque tardamos un poco más, llegamos a destino. La casa de mi compañera era una estructura lúgubre, pequeña, con paredes de chapa, y muy cerca de una pequeña laguna. Estando ahí, comenzamos a jugar, y por razones que ya no recuerdo, me contó la historia del Pomperito, personaje muy popular en el folklore mesopotamico.
    El Pomperito, decía ella, era un hombrecillo pequeño, no sé si una especie de duende o gnomo, que tenía una cabeza enorme en comparación con el resto de su anatomía, y utilizaba un gran sombrero y un piloto (de esos para la lluvia) color amarillo chillón. Éste vivía bajo las plantas de banana (esas que tienen grandes hojas y que son muy abundante en esa región) a orillas del río, y cuando los pescadores de la zona querían pescar algo, debían dejarle cigarrillos o licor, o alguna cosa que creyeran pudiera gustarle al Pomperito. Cuando aparecía, se escuchaba un incesante silbido, y si estaba complacido con el "Tributo", se iba y no molestaba mas. Por el contrario, si lo que le habían dejado no le gustaba, los seguía y los molestaba hasta volverlos locos.
    En ese momento, no creí nada de lo que me decía, era obviamente una mentira urdida para asustarme. Sin embargo, unas horas más tarde, cuando ya nos habíamos olvidado del tema, y nos ocupabamos disfrazándonos con la ropa de su mamá, un ruido en la puerta hizo que nos asustáramos tanto que nos quitamos los disfraces tan rápido como pudimos y corrimos a la cocina, como si nada hubiéramos estando haciendo.
    Pero por más que esperamos, nadie llegaba. Decidimos ir a investigar, quien había abierto la puerta, pero al llegar a la entrada, no vimos a nadie. Solamente unas pequeas huellas en el barro de la laguna que se alejaban de la casa en dirección a los bananeros del otro lado de las casa. No sé que cruzó por mi cabeza en ese momento, pero traté de no darle importancia, y ni mi amiga ni yo, discutimos el tema. Pero sé que ella estaba tan intranquila como yo. Seguimos en el living mirando tele, hasta que me dieron ganas de ir al baño, que para mí desdicha, quedaba fuera de la casa, como la mayoría de los baños del barrio. Creo que eran las once de la mañana, minutos más. Entré al cubículo mal iluminado, que quedaba en las penumbras debido a que las ramas de los árboles, no dejaban penetrar los rayos del sol. Recuerdo que cuando me disponía a salir, un silbido comenzó a escucharse fuera del baño, despacio primero, y subiendo el tono cada vez más. Al principio, me asusté muchisimo, pero después razoné y concluí que sería una broma de mi amiga.
    Sin embargo, cuando abrí la puerta, no había nadie, y ví las mismas pisadas en en barro, pero esta vez no se alejaban. Los pensamientos se agolpaban en mi mente, y una risita nerviosa comenzó a retumbar en mis oídos. Salí cuanto antes del baño, y al darle la vuelta para verificar que no había nadie allí, mis ojos sólo alcanzaron a ver una ráfaga amarilla que se perdía entre los troncos de los árboles.
    No me importó nada, comenzé a correr, sin articular palabra, y cuando me volteé a ver, mi amiga se encontraba muy pálida en el pórtico de la casa mirando hacia la laguna. No me paré, simplemente corrí más rápido, y cruzé el pasillo sin mirar a los costados. Los niños se burlaban de mí, y las risas me lastimaban los oídos. Por fin, llegué a mi casa.
    Entré tan rápido como pude y me refugié en mi habitación, durante una impreciso momento, hasta que el terror se me pasó. Obviamente, no le conté nada a mi mamá, y traté de olvida lo sucedido.
    Al otro día, ya estaba segura de que había sido una especie de complot de mi amiga para asustarme, sin embargo, cuando nos vimos en la escuela, ninguna de las dos dijo nada.
    Yo esperaba que ella me preguntara que me había pasado, porqué me había ido. pero no lo hizo.
    En ningún momento hablamos de eso, y jamás volvimos a mencionar al Pomperito. Con el tiempo me fui convenciendo de que no sucedió, pero tampoco intenté volver a su casa, o incluso a acercarme al bananero que mi mamá tenía en el fondo del jardín. Esto me sucedió, pero no espero que me crean, porque hasta el momento, nadie le hace caso a este tipo de historias... ver menos

    Por Ebbe - Marzo 03 2009
  • Diego escribió - Mayo 05 2009

    como conté en otra historia mis viejos son paraguayos y la historia del pombero es muy nombrada ahi, un día m vieja me contó q cuando era chica, una noche, no se acordaba xq, ella con sus hermanos y sus primos, todos chiquitos, se quedaron solos unas horas en la casa, cuando de golpe se empezó a escuchar un silbido. Uno de los chicos mas grandes respondio de la misma manera (silbando) y q a partir de ese momento se empezó a escuchar cada vez más fuerte los silbidos alrededor de la casa. luego de un tiempo (no se acuerda cuanto) cesaron, pero el cagazo qc pegó no se lo olvidó mas.

  • Diego escribió - Mayo 05 2009

    Idolo el duende chaqueño y el pitufo enrique!!! jajajaja

  • Ebbe escribió - Abril 21 2009

    JAJAJA.......NO DANIELA,NO SOY DE CHACO,SOLO ENCONTRE ESTA HISTORIA,LA COPIE Y LA PEGUE,EN REALIDAD YO NO SOY SU AUTORA...

  • Daniela escribió - Abril 19 2009

    ebbe de q parte de chaco sos? mi amiga es de un pueblito cerca de la capital, no me acuerdo el nombre, es donde empezaron los casos de dengue.

  • Daniela escribió - Abril 19 2009

    tengo una amiga chaqueña y ella me conto q lo conoce como duende. Q si queres q t haga un favor le tenes q dejar cigarrillos o algo para tomar, q le gusta andar a la siesta cuando hay mas calor y a la noche le gusta jugar en las fogatas, esas chispitas q saltan del fuego dice q es el duende jugando. Dice q si uno le cumple con lo q le promete es el amigo mas fiel q se puede tener, hace todo lo q uno le pide, pero q si le falla el duende t saca todo lo q t dio.

    Tambien me conto q al duende le gustan las mujeres, si se enamora de una chica con novio se disfrasa del... Ver más novio para poder estar con ella y si es casada dice q lo duerme al marido y lo saca de la cama, al otro dia el marido aparece acostado en el suelo y la mujer esta toda babeada sin saber ninguno de los dos q fue lo q paso.

    jejeje medio degenerado el duende chaqueño ver menos

  • Jessica escribió - Abril 19 2009

    yo te creo
    tengo un bananero atras, en mi ksa y mi vieja y yo le tenemos el cagaso
    xq mi abuelo siempre nos asustaba con el Pomberito para q nos acostemos a la siesta en el campo

  • Juan Manuel escribió - Marzo 06 2009

    Se me hace que Pombero y Yasí Yateré es el mismo personaje porque, olvidé mencionar un detalle que ví en otro foro:Yasí Yateré(y/o Pombero)
    lleva un bastón el cual dicen que, si se lo quitan se transforma repentinamente en un viejo decrépito por lo tanto no es descabellado pensar que estamos hablando del mismo personaje.
    Y lo del pitufo Enrique, jaja, recuerdan cuando el notero de Crónica les preguntaba a los que supuestamente habían tenido algún tipo de acercamiento con él que les pedía:un amina dijo" no sé, es... Ver más tranquilo, no molesta, a veces te pide pa' come', pa' fuma'(sic).
    Pepe Biondi diría:"que fenómeno, porque no avisa". ver menos

  • Juan Manuel escribió - Marzo 05 2009

    HAY MUCHAS LEYENDAS URBANAS COMO ESA DEL POMPERO O POMBERO, SI RECUERDO ALGUNA OTRA (EN DETALLLE, CLARO), LA COMPARTO CON UDS., DE HECHO AHORA ME VONO A LA MENTE LA DE"JUANA LAS DOCE", PERO QUIERO RECORDARLA BIEN ANTES DE EXPONERLA AQUÍ..

  • Roxana escribió - Marzo 05 2009

    jajajaa sii me acuerdo ese era el Pitufo enrique !! jajajaja
    yo tmb habia leidohace mucho la historia del YAci yatere pero por lo que tenia entendido eras
    distitos el pompero y este.. creo que el yaci yatere era el mas malo
    =P

  • Juan Manuel escribió - Marzo 05 2009

    LA HISTORIA QUE CONOZCO, (PORQUE LA LEI EN UN LIBRO DE CUENTOS QUE ME MANDARON COMPRAR EN EL COLEGIO), ES LA DE "YASÍ YATERÉ".ESA HISTORA LA LEÍ CUANDO TENÍA 9 Ó 10 AÑOS Y, CON EL TIEMPO OÍ HABLAR A MI SUEGRA DE ESO(ES CORRENTINA ELLA).
    DICE ASÍ LA HISTORIA:YASÍ YATERÉ ES UN NIÑO HERMOSO, DE PELO LARGO Y RUBIO, QUE SUELE ATRAER A LOS NIÑOS PARA LUEGO LLEVARSELOS AL MONTE PARA NUNCA MAS APARECER(LOS NIÑOS, CLARO)..
    NO VAYAN A CONFUNDIR CON EL FAMOSO PETISO DE CRÓNICA TV Y EL CHUPACABRAS, DOS VERDADERAS... Ver más PELOTUDECES, SE ACUERDAN? EL LOCUTOR QUE DECÍA:QUE PETISO ESTE!(Y SE CAGABA DE RISA EN CÁMARA, JAJAJJAJAJA, NI ÉL MISMO SE LA CREÍA ,JEJE).
    SI ALGUNO DE UDS. NO VIO ESO FIJENSE SI LO PUEDEN HALLAR EN YOUTUBE, NO TINE DESPERDICIO.. ver menos

  • Juan Manuel escribió - Marzo 04 2009

    Yo lo conocía como POMBERO, pero oí alguna que otra historia nomas...

  • Roxana escribió - Marzo 04 2009

    jeje si era un bajon bueno a veces trataba de tomar pero poquito...
    como que me acostumbre a aguantarme..
    jajaja re boluda.. pero en serio daba miedo a veces se escuchaban búhos tmb jajaja

  • Omar escribió - Marzo 04 2009

    no conocia esa historia...pero hay una muy similar del norte de México...

  • Ebbe escribió - Marzo 04 2009

    UUUYYYYYY..........POBRE ROXANA,Y SI TE AGARRABA VERANO?
    COMO HACIAS PARA BANCARTE LA SED??????

  • Roxana escribió - Marzo 04 2009

    q horror.. a mi siempre me dio miedo esa historia ya que la conozco de muy chica..
    tengo una amiga a la que tmb asustaban con eso, cuando estaba en casa de su hermana los vecinos usaban un laser.. y lo apuntaban en medio del bananero y les decian que eran los ojos del pomperito.. XD jaja

    yo de chica siempre fui re miedosa.. cuando recien nos mudamos a mi casa teniamos un baño en el fondo tmb.. y era horrible! detestaba tener que salir a la noche o bañarme ahi... (acoto que mi patio es muy grande antes habian mas... Ver más arboles, y si tmb tenìa un bananero)

    creo que no lo conte pero toda mi familia es de MIsiones, y cada vez que iba alla de vacaciones me asustaban con esas leyendas, y para colmo mis dos abuelas tienen los baños afuera de la casa.. y ni hablar! a partir de las 7 de la tarde masomenos ya no tomaba liquidos o no comia PARA NO TENER QUE IR AL BAÑO!! XD ver menos

Directorio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z