A los papas que ya murieron

3 mensajes
  • ¡FELIZ DÍA DEL PADRE!...PAPA QUERIDO

    Ya sabes cuanto te Ame,

    pues desde el cielo lo ves

    que eras padre mi ídolo

    ese ejemplo digno

    que habia que seguir

    tu marcaste

    en mis pasos por... Ver más la vida

    el...Ritmo!


    Que

    felicidad sentía

    cuando me sentabas en tus rodillas

    me apretabas fuerte a tu corazón

    como si quisieras

    trasmitirme tu fuerza y tu vida,

    yo abrazada

    orgullosa de ese gigante guerrero

    pegada a su pecho tus sentías mis labios al sonreír

    y yo tan diminuta zalamera y sabedora

    sabia que mis ingenuos besos

    te desmoronaba haciendo de ti

    un niño pequeño.



    Tu me decías

    duerme mi niña pequeña

    incansable y traviesa como una

    pequeña gacela

    duerme madrecita

    mi nenita tierna,

    soñando feliz en ese calor de tus brazos

    dulcemente me dormía.

    Hay mi Dios que sueño tan feliz.

    ¡Hoy mi papito estas en los cielos

    sentado a la diestra de Jesús

    que nos ama tanto.



    En un día como hoy,

    solo tengo que decir que lo hiciste bien

    padre mío.

    Que dejaste un gran vacío

    y me hiciste tanta falta

    aún te añoro cada día,

    y te recuerdo como un gigante grande

    fuerte en amor tan generoso,

    dulce, compresivo, amoroso

    amando a mama hasta el...Delirio!

    ¡Aún hoy que soy mujer adulta

    con hijos

    a veces que la vida me maltrata,

    me siento de nuevo niña

    y siento padre

    que aún con todo el alma

    tanto te...Necesito! ver menos

    Por Anny - Junio 16 2009
  • Berta escribió - Junio 28 2009

    Te recuerdo padre
    Cuando mi padre se fue
    su imagen quedó grabada en mi alma
    Y su hijo mayor, el de siempre
    lloró, lloró y lloró.
    Ese hijo que en una noche engendró.
    Y las llagas se convirtieron en cicatrices
    que a pesar de los años permanecen.
    Y la imágen del hombre bueno todavía la recuerdo
    en un sinfín de bellas jornadas ... Ver más
    cuando el héroe llegaba del trabajo.
    Quien te escribe soy yo, Francisco
    tu hijo trabajado que aún te recuerda
    Te beso las manos a través de este poema.
    Y lloré cuando me dejaste.
    Y lloré cuando te fuiste de este mundo.
    Sigo recordando tu caminar cansino
    Sé que algún día estaremos juntos
    y podré abrazarte de hombre a hombre
    y después brindaremos el encuentro
    en la aromática copa de un vino tinto.


    Germán
    Derechos reservados
    Silviobravo_7@hotmail.com


    [BACK] ver menos

  • Anny escribió - Junio 16 2009

    Descansa en paz ,
    ¡OH¡, padre querido
    que con amor y respeto
    en el corazón de tus hijos
    como un recuerdo estarás.

    Con estas palabras, puestas como epitafio en la tumba
    de mi padre, me despedí de él, en el año de 1957.

    Padre debes saber que aprendí
    lo que tú supiste enseñarme, ... Ver más
    ser un hombre cabal
    saber trabajar, ser formal y ser decente.

    No tuve más herencia que tu ejemplo
    y esos recuerdos tan gratos de mi niñez,
    recuerdos de narraciones, de cuentos,
    maravillas para mí
    que la imaginación despertaba,
    cuentos de Juan sin miedo, de lobos,
    de Alí Babá y los 40 ladrones,
    con su“ábrete sésamo”
    cuentos que me narrabas
    en noches llenas de estrellas
    bajo el olor de tu brazo,
    olor a sudor de trabajo,
    que me ponías como almohada.

    Recuerdo, que un día,
    que fuimos de pesca a un río
    tú lanzaste el anzuelo,
    y en la primera lanzada
    zummm.. que se te va el anzuelo
    con todo y cuerda al centro del río,
    y allí se acabo la pesca
    y nos tuvimos que regresar
    comentando entre risas
    lo que no pudimos pescar.

    Así como éste, tengo muchos recuerdos
    que ese mi padre, mi amigo,
    me dejó en el corazón
    cuando me enseñaba cosas
    cuando jugaba conmigo
    como un ser humano común.

    De ti padre, me viene esto
    de componer y escribir versos
    desde una vez que vi un poema
    que tú le hiciste a mi madre
    atrás de una foto de ella,
    cuando era una joven bella,
    foto que siempre guardó
    la dueña de tu corazón
    hasta el día en que falleció.

    Con un cariño inusual escribiste
    esos versos, eran frases tiernas,
    algunas ni las comprendí
    pero tenían su magia especial
    que me impresionó y cautivó
    por eso escribo mis versos
    tratando de darles magia
    y tratando, como tú, que expresen
    en forma sublime,
    cosas de los sentimientos
    que hay en el corazón.

    Recuerdo mil cosas;
    cómo nos paseabas
    a mis hermanos y a mí
    nos llevabas caminando al campo
    y en alguna rama de un árbol
    nos hacías, con una reata, un columpio
    para que pudiéramos contigo jugar.

    Padre, aún estoy en este mundo,
    viviendo su trajinar,
    y quiero que sepas
    que me ha ayudado mucho
    lo que me supiste amar,
    te agradezco los espacios de amor
    que nos diste de tu vida,
    ese amor que ahora yo transmito
    a mi hija y a sus hijos
    el mismo amor, que tú me supiste dar.

    Gracias Pa’Juan.

    Por: Leonardo Sáenz Baez ver menos

Directorio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z